La utilización de imanes de mediana/baja intensidad NO tiene ningún efecto adverso para la salud.